Esta semana entre unas cosas y otras he tenido que instalar el servidor de aplicaciones Glassfish unas 10 veces. El proceso es realmente sencillo y está perfectamente documentado.

Para instalarlo solo hay que seguir los 4 siguientes pasos:

1- Descargarlo de la página web de glassfish.

2- Descomprimir el zip o ejecutar el script de instalación.

3- Ejecutar el comando de inicio del servidor:

abian@server:~/glassfish3/bin$ ./asadmin start-domain domain1

4- Abrir en un navegador web la dirección http://127.0.0.1:4848

Página principal de Glassfish

Página principal de Glassfish

La primera vez que se abre esta página no pide password de administrador, a sí que la primera tarea de configuración post instalación será establecer un password para el usuario “admin” entrando en la sección “Dominio -> Contraseña de administración”.

También se pueden configurar los parámetros de la máquina virtual de java como la memoria máxima asignada al proceso que ejecuta el servidor glassfish (opción -Xmx). Para ello hay que ir a la sección “Configuración -> configuración del servidor -> JVM Options” como se puede ver en la siguiente captura de pantalla:

Opciones de la Máquina Virtual de Java

Opciones de la Máquina Virtual de Java

Del mismo modo, es buena idea crear un script para que arranque y pare el servidor. Para ello hay que copiar el siguiente código en un fichero en la carpeta /etc/init.d/

abian@server:~$ cat /etc/init.d/glassfish
#!/bin/bash  
GLASSFISHPATH=/home/abian/glassfish3/bin  #cambiad esto por la ruta de vuestra instalación
case “$1” in  
    start)  
      echo “starting glassfish from $GLASSFISHPATH”  
      # cambiad “abian” por el nombre de usuario que ejecutará el proceso glassfish
      sudo -u abian $GLASSFISHPATH/asadmin start-domain domain1  
      ;;  
    restart)  
      $0 stop  
      $0 start  
      ;;  
    stop)  
      echo “stopping glassfish from $GLASSFISHPATH”  
      # cambiad “abian” por el nombre de usuario que ejecutará el proceso glassfish
      sudo -u abian $GLASSFISHPATH/asadmin stop-domain domain1  
      ;;  
    *)
     #defaul value restart  
      $0 stop
      $0 start
      ;;  
esac 

No hay que olvidar asignar los permisos de ejecución a este nuevo script:

root@server:~# chmod +x /etc/init.d/glassfish

Después tan solo hay que ejecutar el comando update-rc.d (como root) para que se inicie glassfish automáticamente cuando arranca el ordenador:

root@server:~# update-rc.d glassfish defaults

Una de las cosas que resulta más cómoda es la visualización de logs ya que se puede acceder a ellos desde la sección “Servidor -> ver archivos de registro”. Glassfish permite buscar, filtrar, ordenar los eventos y errores producidos por las aplicaciones web desplegadas. Realmente es muy útil mientras se está desarrollando o realizando pruebas sobre una sección del código.

Ver archivos de log

Ver archivos de log

Un saludo